Cómo implementar protocolos de bioseguridad en su próximo evento
Hoy más que nunca los organizadores de eventos deben de tener encuenta que la presencia de un virus pueden ocasionar disrupciones en su actividad sin importar el tamaño de su evento

A principios del 2020 era casi imposible creer que toda la industria de las reuniones se paralizaría a nivel global, incluso la mayoría de las personas creyeron que se trataba de una situación temporal que no duraría más allá de tres meses y todo volvería a la normalidad en el corto plazo. Sin embargo, ya han pasado 18 meses y la realización de eventos sigue en constante incertidumbre.

Algunos profesionales de la industria de reuniones que aún se mantienen vigentes hoy en día, quizás ya han vivido declaratorias de epidemias que han sucedido en el pasado reciente, entre ellas; el Influenzavirus H1N1, Virus del Zika, Dengue, MERS-CoV, SARS-CoV, y sabrán que algunas acciones preventivas no distan mucho de lo que sucede actualmente. En la declaratoria del H1N1, los eventos requerían de procesos de desinfección constante, mantener distanciamiento entre personas, el lavado de manos era constante y los protocolos de manipulación de alimentos fueron incrementados.

Los virus siempre han estado presentes entre los seres humanos, incluso algunos de ellos han persistido por años, por ejemplo, el HIV que inició en 1981 el cual aún hoy se mantiene entre nosotros, o bien, el Cólera descubierto en 1854.

Propagación de un virus

Cada vez que surge un nuevo virus e inicia el proceso de propagación, se hace necesario generar protocolos de bioseguridad para evitar su expansión y afecte al menor número de individuos, además de impedir el colapso de los sistemas de salud, como ha sucedido con el COVID-19.

Las autoridades de salud son las llamadas a generar guías y protocolos para que tanto los gobiernos como la población en general actúen al respecto, se pongan a salvo y eviten la diseminación de una enfermedad. Lo cierto del caso es que, los protocolos con base científica emitidos por los entes oficiales en esencia buscan que las personas se protejan; sin embargo, se requiere ajustar los mismos según el tipo de industria, sector o establecimiento para incrementar su efectividad y evitar que los lugares se conviertan en focos de diseminación.

Por lo tanto, nuestra principal recomendación es observar al pie de la letra las instrucciones brindadas por los especialistas, y posteriormente adecuar esa normativa a sus necesidades.  Lo anterior se puede ilustrar con el siguiente ejemplo, sí en una oficina trabajan 10 personas todas ellas sentadas a una distancia de un metro entre silla y silla, y la normativa insta a tener una distancia física de 1.80 metros, entonces el espacio deberá de rediseñarse o bien habrá que buscar un lugar más amplio para el reacomodo de los colaboradores.

El punto de partida para elaborar sus propios protocolos comienza al momento de conocer las directrices oficiales, recabar información de los entes de salud nacionales o locales y finalmente concentrarse en analizar el entorno propio. De esta manera, las organizaciones podrán crear políticas y procedimientos para el manejo del virus en su entorno, aplicando los conocimientos de expertos y adaptándolos a su propio ambiente.  Quizás uno de los principales errores que se ha observado en esta pandemia, es que en algunas organizaciones han instaurado procedimientos que carecen de sentido y que no se ajustan a las recomendaciones como las emitidas por organismos como lo es la Organización Mundial de la Salud, creando procesos engorrosos y complicando su aplicación porque el responsable de idear y difundir no tiene el conocimiento o el “expertise” necesario para emitir el procedimiento.

Los protocolos nacen de una necesidad específica y del trabajo en equipo de grupos multidisciplinarios, todo ellos bajo un mismo objetivo, siendo en este caso preservar la salud de las personas.

El protocolo de lavado de manos requiere de al menos 20 segundos de frotado de manos con agua y jabón

En conclusión, la principal lección aprendida de esta pandemia ha sido que la sociedad no está exenta de la llegada de nuevos virus, siempre han existido y seguirán con nosotros; por lo tanto; en adelante las personas deberán estar preparadas para enfrentar situaciones tan extremas como la producida con el virus SARS-CoV-2.  Las autoridades de salud siempre han promovido el aseo como medida de prevención de cualquier enfermedad, incluso el distanciamiento o aislamiento durante los periodos de los resfriados estacionales, siendo estas medidas muy efectivas para minimizar el riesgo de contagio.

Los protocolos de bioseguridad han sido y seguirán siendo necesarios, no solo deben aplicar para combatir el COVID-19, sino para evitar contagios de otros virus comunes con los son las diarreas, los resfriados, o cualquier otro tipo de enfermedad viral.

Los protocolos no nacen solos, para ello se requiere contar con el apoyo de un grupo de expertos que con su conocimiento y experiencia ayuden a determinar cuáles son las principales acciones para combatir cualquier virus en determinado entorno. Por lo anterior si su organización va a establecer su propio protocolo, primeramente, siga las recomendaciones de los organismos de salud, hágase acompañar de profesionales, preste atención a sus consejos, evite y rechace cualquier información proveniente de personas carentes de expertise; y nunca se deje llevar por lo que usted puede leer o escuchar en redes sociales, o de medios sensacionalistas que lo que buscan es la confusión, el caos y la inestabilidad mental de las personas.


Walter Méndez R. es Director General de ATP® Meetings, una empresa especializada en la Gestión Profesional de Congresos y Reuniones – Event Project Management Co. -, además de ser consultor internacional, conferencista y escritor de artículos relacionados con la industria de las reuniones, gestión de proyectos, mercadeo y comunicación. 

ATP Meetings, Walter Méndez R. 11 agosto, 2021
Compartir
Archivar
Identificarse dejar un comentario
De la virtualidad a la presencialidad: ¿Cómo motivar a su a audiencia para regresar a los eventos en persona?
El mundo se prepara para regresar a las reuniones presenciales, desde formatos híbridos hasta eventos totalmente presenciales. Aquí les dejo algunos consejos para lograr que su audiencia opte por reunirse cara a cara.